Haz una manualidad: pompón en forma de oso polar

Haz una manualidad: pompón en forma de oso polar

Por Babysits, 4 minutos de lectura

¿Eres fan de los osos polares? ¡Nosotros también! Por eso hemos preparado esta simple manualidad para que puedas tener tu propia colección de osos polares en casa, ya sea invierno o verano. Sigue leyendo para descubrir cómo hacer tu pompón de oso polar y, además, aprender algunas cosas curiosas sobre los osos polares.

Para hacer tu pompón de oso polar necesitarás:

  • Papel blanco
  • Un rotulador rosa
  • Pequeños ojos saltones (lo puedes conseguir en papelerías y tiendas de materiales para manualidades)
  • Un pequeño pompón negro
  • Cartón
  • Lana blanca
  • Tijeras
  • Pegamento

¡Empecemos! Estos son los pasos a seguir para crear tu pompón de oso polar

Paso 1. Dibuja dos círculos en la hoja de cartón. Después, dibuja dos círculos más pequeños dentro de los círculos que acabas de dibujar de modo que parezcan dos donuts.

Paso 2. Recorta los dos círculos con las tijeras. Recorta, también, los círculos interiores de forma que acabes teniendo dos trozos de cartón que parezcan un donut.

Paso 3. Ahora, enrolla la lana alrededor de los dos donuts de cartón (pasando la lana por el agujero del centro) hasta que el cartón no sea visible.

Paso 4. Corta la lana con las tijeras en el pequeño hueco que hay entre los dos donuts de cartón.

Paso 5. Coge un trozo de lana y átalo con fuerza entre los dos donuts de cartón. Si lo prefieres, puedes dejar que este trozo de lana sobresalga al resto del pompón para poder colgar tu pompón de oso polar donde te apetezca.

Paso 6. Una vez hayas atado bien la lana, podrás retirar, con cuidado, los trozos de cartón de la lana. ¡Ya tienes tu pequeño pompón acabado! Puedes recortar ligeramente el pompón con unas tijeras si fuera necesario.

pasos para hacer un pompón

Paso 7. Ahora, pega el pequeño pompón negro en el centro del pompón que acabas de crear. Este pompón negro será la nariz del oso polar.

Paso 8. Después, pega los ojos saltones a la cara del oso polar.

Paso 9. Para hacer las orejas, puedes recortar pequeños semicírculos de papel blanco. Después, coloréalos de color rosa con un rotulador y pégalas en la parte de arriba de tu pompón. ¡Voilà! Ya tienes tu propio pompón de oso polar acabado.

Ahora que has acabado tu pompón en forma de oso polar, puedes empezar a pensar en cómo o para qué utilizarlo. Por ejemplo, puedes utilizarlo como decoración para tu habitación. Sin embargo, también podrías hacer varios osos polares y hacer tu propia guirnalda. Nosotros optamos por hacer un llavero para nuestra mochila y utilizarlos como gomas para el pelo. Para hacer estas gomas del pelo, simplemente tendrás que pegar los pompones a una goma del pelo normal.

Manualidad pompón de oso polar


¿Te ha gustado recrear estos pompones en forma de osos polares? ¡Nos encantaría verlos! Compártelos con nosotros en Facebook o en Instagram @Babysitses ¿Quieres más inspiración? Echa un vistazo a nuestras manualidades y actividades para niños.

Datos curiosos sobre los osos polares

  • ¡Los osos polares son, en realidad, negros! Su pelaje es transparente o translúcido y parece blanco porque refleja la luz. Sin embargo, la piel de los osos polares (tal y como sugiere su nariz) es completamente negra.
  • Los osos polares pueden pesar hasta 800 kilos y pueden medir hasta 3 metros de largo.
  • Un conjunto de osos polares se llama ... ¡celebración!

cuánto pesan los osos polares y cómo de grandes son

  • Los osos polares pueden nadar durante muchos días seguidos y cientos de kilómetros sin parar.
  • Puedes pensar que los osos polares tienen que tener cuidado para no pasar mucho frío en las temperaturas extremas del Ártico (40 grados bajo cero). Sin embargo, debido a su extrema adaptación al frío gracias a la doble capa de pelaje y a su gruesa capa de grasa, son, realmente, más propensos a recalentarse.

Datos curiosos sobre los osos polares

Fuentes de las que hemos recogido los datos curiosos: